Jesús es el Nombre para los hombres


Jesús, Jesús...
Si repites su Nombre con frecuencia, el Espíritu Santo te va a dar
conciencia de cómo vivir amando a los más necesitados de tu amor,
de tu misericordia.

Vive buscando un mundo mejor,
cuidando a los que viven peor y
convirtiendo a los que viven mejor
para llegar a compartir en el amor.
Tu vida es camino de esperanza.
Si vas en el Cristo vivo llegas a un buen destino,
dando amor a los que nadie ama.

Jesús es Dios que nos está amando y
nos quiere ver a Dios alabando,
para desde Dios ver a los necesitados y
con soluciones salir a su encuentro.
Perdón, Jesús, por pasar de largo
cuando te vi en el pobre desahuciado,
cuando te vi enfermo y maltratado,
cuando te vi en mi tierra desterrado.

Gracias, Espíritu Santo, por darme a Jesús,
por darme una vida nuevamente.
Por llevarme a ser fiel a mi interior,
por sanarme con la Palabra de Jesús.

Comentarios

Esa es la clave: JESÚS. Por ÉL llegamos al PADRE y en ÉL y con ÉL estaremos asistido por su EPÍRITU. El problema que nos creamos es que queremos creer en un DIOS que no ha bajado a nosotros, sino que está como allá lejos y cada uno se las arregla para descubrir el camino, que al final es nuestro camino, pero no el de DIOS.
JESÚS es el Camino, la Verdad y la Vida y ÉL nos marca la senda a seguir. Claro, la puerta ancha es la que nosotros elegimos por nuestra cuenta. Creer y seguir a JESÚS, DIOS y HOMBRE verdadero es entrar por la puerta estrecha. Eso es más difícil y cuesta más.
Un abrazo.
icue dijo…
me alegra tu valentia de hablar de Jesús en estos momentos que parece que se comete un delito cuando se "da la cara", sigue este camino que no estás solo.
Un fuerte abrazo
luispdzp dijo…
Es cierto Salvador por medio de Nuestro Señor Jesucristo llegaremos al Padre y asistido por el Espíritu Santo que Él nos envió al partir hacia el cielo.

Icue, Dios me inspira a seguir adelante, le doy gracias porque en mi país podemos seguir con esta misión sin algún obstáculo, a pesar de ciertas diferencias en la sociedad, lo hacemos conto el amor para los más necesitados de la Palabra de Dios.

Dios los cuide.